viernes, junio 23, 2006

Terminó el primer tiempo de la final con Pasto

Llegando al estadio me pareció divertido ver a los revendedores pedirme $200,000.00 por mi boleta del tercer piso, pensaba con un aire de superioridad y sin separar mi mano de mi boleta "no pude ir a la final pasada por culpa de ellos, les gané en esta ocasión banda de atracadores"; como siempre con la buena organización de las personas encargadas en la entrada seguí fácilmente a mi tribuna, sorprendentemente por primera vez mi puesto había sido respetado, pudo haber influenciado el hecho que se encontraba muy cerca de norte, pero no me detuve a pensar en eso; mi lugar estaba por encima de un par de increíbles y bien formadas montañas de silicona, el estadio estaba casi lleno y con un ambiente inmejorable para el juego, mejor dicho todo era perfecto.

El partido comenzó y ya todos conocemos el resultado, terminé con un sabor a plástico no se si era por mi visión del juego a través de las elevaciones siliconadas o por la pésima gaseosa con rosquillas que venden en el entretiempo, eso no importa, ya se jugó el primer tiempo de la final de este campeonato y aunque no es el resultado ideal todavía queda mucho tiempo por delante para empatar y ganar, es cierto, no nos entraron muchas ocasiones de gol, botamos un penal, el Pasto especulo con el marcador durante todo el partido, si es una manera de jugar pero no deja de ser tacaña, también el arquero del Pasto estaba en una noche inspirada e increíblemente un cuarto del estadio era pastuso, es sorprendente como logran pasar desapercibidos ¡cuidado están entre nosotros!.

En fin ese fue el primer tiempo y el domingo definiremos esto, la única opción ahora es tener confianza y alentar al equipo.

Vamos Cali con todo para la novena estrella y a comer cuy en Pasto.

1 comentario:

caq dijo...

Faltaron unas fotos de las "montañas" de silicona. Hubiese sido lo mas rescatable de la final.