lunes, octubre 16, 2006

Motivación en el equipo

Viendo los partidos con el Huila y contra Cartagena (dicen lo mismo de Pereira) encontramos un equipo sin respuestas en la cancha, entonces para dar explicación al bajo rendimiento muchas personas le echan la culpa a la motivación del equipo; ahora es algo común que se diga que "el Cali es un equipo desmotivado" pero me queda la duda ¿será que realmente comprendemos a que se refiere la motivación?.

Aquí les traigo entonces La motivación en el fútbol del Psicólogo del Deporte Darío C. Mendelsohn (Argentina), ojala nos sirva para entender que puede estar pasando en el equipo.

"Uno de los errores que a menudo se manifiestan en el ámbito deportivo, es creer ... que un deportista debería estar siempre motivado." La palabra motivación proviene de la raíz movere - mover- movimiento; algunos de los sinónimos que normalmente se utilizan al hablar de motivación son : excitación, energía, intensidad, activación, fuerza, etc.

La motivación debe analizarse también como una de las habilidades psicológicas que se requieren para convertirse en un jugador efectivo.

La motivación es un tema clave en cualquier actividad humana, ya que en los ámbitos laborales, académicos o deportivos, el rendimiento y los buenos resultados tienen mucho que ver con el nivel de motivación que tienen las personas.

Uno de los errores que a menudo se manifiestan en el ámbito deportivo, es creer que por el sólo hecho de dedicarse a una actividad, que a uno le gusta, le pagan bien (a veces), tiene repercusión mediática (a veces), tiene éxito (a veces), etc.; lo que lo convierte en un lugar deseado por una gran mayoría, un deportista debería estar siempre motivado.

Si bien es cierto que lo precedentemente mencionado es un factor importante para constituir la motivación de una persona, no podemos desconocer que los componentes biológicos, sociales, cognitivos y emocionales, son formadores de la motivación básica de una persona, y si tenemos en cuenta que los tres últimos factores (sociales, cognitivos y emocionales), son cambiantes por naturaleza, va de suyo que la motivación es una cualidad evidentemente dinámica.

A pesar del carácter dinámico de la motivación, hay una gran cantidad de entrenadores de fútbol que creen (y así lo declaran públicamente) que la motivación de un futbolista es una cualidad permanente e inalterable en el tiempo.

Al respecto, y a modo de ejemplo, recuerdo una jornada de medicina y psicología aplicadas al deporte, llevadas a cabo el 26/6/99 en un colegio de la ciudad de San Isidro, donde el tema a tratar fue "La Motivación en el Deporte", por un panel compuesto por el Profesor Alfano (Preparador físico del Club A. Huracán), el Lic. Gabriel Levy (Psicoanalista), el Sr. Miguel Angel Russo (Director Técnico), y el Sr. Jorge M. Trasmonte (Prosecretario de Redacción del Diario deportivo Olé).

En su exposición, el Sr. Russo se preguntaba en voz alta: "¿Por qué se necesita Motivación? " (sic)," ¿Por qué les tengo que transmitir como jefe de grupo?" (sic)," ¿Porqué tengo que manejar la Motivación?" (sic), " ¿Por qué yo tengo que desarrollar la motivación de un individuo?" (sic).

¿Por qué se necesita Motivación?

Afirmaba también, "La motivación es algo gris" (sic), o "Motivar significa sufrimiento" (sic), y "A mí me tocó sufrir mucho" (sic), y por último también decía: "Si empiezo a leer libros, hay un montón de cosas que no entiendo" (nuevamente sic).

Dichas reflexiones del Sr. Russo, motivaron que le preguntara, ¿por qué, si había un montón de cosas que el no conocía, no incorporaba un especialista que lo asesorara (entre otros temas) en la etiología de la motivación en el deporte, para quedar mejor posicionado a la hora de tener que ocuparse de la activación emocional de sus jugadores (tarea ésta última, que sin duda debe ser llevada a cabo por el Director Técnico).

"Otra práctica común en el fútbol, es aquella que establece expectativas poco realistas sobre las posibilidades de un futbolista en la competencia."

Lamentablemente su respuesta fue preguntar a que se dedicaba el autor de ésta nota, y al responderle que era Psicólogo especializado en deportes, su único (y último) comentario fue : "Ah, Ahora entiendo", obturando la posibilidad de un debate serio y profundo.

Otra práctica común en el fútbol, es aquella que establece expectativas poco realistas sobre las posibilidades de un futbolista en la competencia. La famosa frase "vos podés hacerlo" conlleva un alto riesgo, ya que si el deportista ve que no se cumplen las expectativas previstas, puede sufrir un efecto "boomerang",que provocará una disminución en la motivación, afectando la confianza del futbolista en su entrenador.

Según Littman (1958) "La motivación se refiere al proceso o condición que puede ser fisiológico o psicológico, innato o adquirido, interno o externo al organismo, el cual determina o describe porqué, o respecto a qué, se inicia, se selecciona o finaliza; éste fenómeno se refiere al estado por el cual determinada conducta frecuentemente se logra o se desea: también se refiere al hecho de que un individuo aprenderá, recordará u olvidará cierto material de acuerdo con la importancia y el significado que el sujeto le dé a la situación".

...

A modo de síntesis; partiendo de la premisa de que en el fútbol salvo la competencia, todo lo demás es entrenable, y al ser la motivación una cualidad básica para cualquier actividad humana, resulta imposible tomar a la motivación como un aspecto fijo e inmóvil, ya que la misma se va modificando cotidianamente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pura mierd@ como asi que un man que gana millones dandole patadas a un balon puede estar desmotivado ... eso no se lo cree nadie....


No engañe a la gente con esta clase de basura

Ricardo Cardona R dijo...

Anonimo, si realmente tienes algo que aportar estamos dispuestos a escuchar tus ideas acerca que pasa en el equipo.

Seamos parte de la solución o por lo menos no haga mal ambiente para el club.

SUPREMACIA CALEÑA dijo...

Que paso que no has seguido comentando en tu Blog?.Recuerda que ha pesar de estar eliminados, es cuando mas duro tenemos que trabajar.